Cómo controlar la mente a la hora de invertir

Cómo controlar la mente a la hora de invertir MetropolitanX

Cuando una persona particular decide investigar sobre el mercado de valores, indaga lo siguiente: ¿Con cuánto capital puedo ingresar? ¿Me volveré millonario? ¿Existe una estrategia que me haga generar ingresos fijos mensuales? ¿Podré duplicar mi inversión en un día?... Como estas, son varias las preguntas que rondan la mente de aquellos que por algún motivo escucharon la palabra “TRADING”.

Para dar una definición rápida de “trading” en palabras sencillas sería: Asignar un recurso de valor en un tipo de mercado específico con el fin de recibir retornos. ¿Suena sencillo, cierto? Sin embargo, cuando recién indagamos sobre el mercado financiero y empezamos a ver gráficas inentendibles se nos complica bastante el concepto.

 

Por otra parte, las preguntas que se generan a la hora de mostrar interés en los mercados financieros y en la negociación de activos, se pueden responder de una manera verídica, con un concepto que puede parecer simple, pero que involucra una capacidad que muchos de los que ingresan a este mundo no tienen: manejo emocional.

 

Cuando inicié mi primer curso de trading, empecé a hacerme las mismas preguntas que mencioné al principio del artículo; al punto de llegar a pensar en abandonar la universidad y dedicarme exclusivamente a las inversiones en mercados financieros. Sin embargo, cuando me di cuenta de que había un factor en el que tenía que trabajar de manera diaria hasta convertirlo en un hábito, entendí que me faltaba bastante camino para hacer ese sueño realidad.

Dicho esto, procederé a responder pregunta por pregunta con un simple parámetro: “mente humana”..

1. ¿Con cuánto capital puedo ingresar?

Si bien el monto base general es de 100 dólares americanos, la pregunta va más allá de lo que aparenta; el significado de ¿con cuánto dinero puedo hacer trading? No es otro más que, con qué inversión puedo generar un ingreso que me permita, ya sea vivir o al menos satisfacer necesidades secundarias.

 

La respuesta, basada en la mente humana es la siguiente: Se puede ingresar con un capital que nos suponga un reto conseguir; ahora bien, no quiero que malinterpreten mis palabras. No significa que tengamos que conseguir 1 millón de dólares para que hacer trading valga la pena, pero sí, que el capital que estemos dispuestos a invertir nos suponga al menos unas semanas de ahorro. Si no prestamos atención a este hecho, tendremos la certeza de que interpretaremos ese capital como uno que podamos perder sin inconveniente convirtiendo al trading en un casino.

 

Al ingresar con un capital que nos haya significado un esfuerzo, ejemplo US 1000, nuestro esfuerzo por entender las dinámicas de mercado y trabajar en una estrategia que permita abordar nuestra capacidad intelectual de tomar decisiones estratégicas en cada inversión que realicemos.

 

Aquí un ejemplo: Cuando empecé a negociar contratos futuros en el mercado de derivados, lo hice con un préstamo familiar de 25.000 dólares. Cada negociación que ejecutaba suponía que, si llegaba a perder parte del capital, tenía que devolverlo de alguna u otra forma, por lo que no arriesgaba más del 1% de mi cuenta por operación, limitando mis pérdidas y ampliando mis ganancias.

 

De esta manera, cuando decidas entrar al mundo de las inversiones en mercados financieros y realmente quieras generar un ingreso estable, entra con un capital que te permita afrontar un riesgo; de esta manera abordarás el negocio como una empresa que necesita crecer y reinvertir las ganancias, de lo contrario, será un simple pasatiempo.

2. ¿Me volveré millonario?

La respuesta puede ser claramente SÍ, sin embargo, tiene muchas variables en consideración que mucha gente no entiende; una de ellas es que la palabra millonario traduce poseer un capital de 1 millón de dólares en activos, por lo que si invierto en cualquier instrumento esta suma, inmediatamente seré millonario…

 

Para explicar esta respuesta, hay que tener en cuenta que la mayoría de los principiantes no cuentan con un capital tan grande, por lo que la pregunta se remite a si con un capital pequeño podré vivir como Jordan Belfort en “El Lobo de Wall Street” y la respuesta lastimosamente es no.

 

El trading es un negocio hermoso y con un sinfín de ventajas, pero sigue siendo eso: UN NEGOCIO, no podemos pretender que iniciando con una cuenta de mil dólares vayamos a generar en un mes 1 millón, ya que esto requeriría generar más de un 4000% diario de crecimiento para nuestra cuenta. Pregunta, ¿qué negocio deja el 4000% de ganancia en un día? Pocos, ¿verdad?…

 

Por este motivo, si ingresamos a este mundo con la única convicción de volvernos millonarios de un día para otro, es mejor que aterricemos nuestras expectativas. Por supuesto, hay traders que generan rentabilidades altísimas y que se dan el lujo de vivir una vida de millonarios, sin embargo, estos operadores manejan cuentas enormes que les permiten generar 1 o 2 millones de dólares con tan solo rentar el 10 o 20% de la cuenta al mes.

 

En conclusión, la mente humana tiene que interpretar este hecho como uno de crecimiento constante, pero, sobre todo, de expectativas reales, ya que de lo contrario se pueden generar falsas esperanzas que, terminarán afectando psicológicamente a la persona.

3. ¿Existe una estrategia que me permita generar ingresos mensuales?

Por supuesto que sí, se ha demostrado que el chartismo clásico o análisis técnico de gráficas es el método más rentable hasta ahora conocido, los patrones que se inventaron hace siglos y, cuyo fin es interpretar la psicología humana son los únicos que verdaderamente nos dan una ventaja frente al mercado.

 

Cuando tenemos el poder de seguir unas reglas específicas, hacemos que la balanza del mercado se incline a nuestro favor, y no porque sepamos algo que otros traders no, sino porque tenemos la disciplina de saber en qué momento salir de una posición o en qué momento tomar utilidades.

 

Tengo la firme convicción de que, si un trader hace un estudio intensivo en el manejo de emociones a la hora de invertir, va a estar muy por encima de los traders promedio. Ahora bien, si a la vez aprende una estrategia que le permita interpretar al mercado de acuerdo a las emociones de quienes invierten, podrá considerarse a sí mismo como un trader profesional.

4. ¿Podré duplicar mi inversión en un día?

Si voy al casino y empiezo a jugar a la ruleta americana tengo muchas probabilidades de doblar mi capital en una jugada, si por ejemplo, apuesto 5 dólares a que va a caer en rojo y cae en rojo habré doblado mi capital sin tanto esfuerzo. Lo mismo podría ocurrir en el mercado, si invierto en un activo al azar y ejecutó una operación de compra y este duplica su valor, habré doblado mi capital en un día, sin embargo, ¿eso significa que lo mismo sucederá todos los días? La respuesta es no.

 

En el mercado tendremos que enfrentarnos a días positivos y negativos, lo importante al final de la semana o incluso del mes es que ese balance se incline hacia los positivos con el fin de generar rentabilidad constante. Ese es el gran problema del casino, que la probabilidad siempre está a favor de la casa, en el trading las cosas cambian, nosotros podemos inclinar la balanza de probabilidad a nuestro favor.

 

En este orden de ideas, un inversionista que hace un análisis riguroso del mercado puede suponer que éste subirá o caerá en un periodo de tiempo específico, si bien no acertará al 100 por ciento en su predicción, por medio de una lectura gráfica logrará contar con mejores probabilidades de acierto, cosa que no sucede en un casino así de estudie todos los días el patrón de comportamiento de la ruleta.

 

El único “PERO “existente en esta idea, es que, si aquel inversionista no controla su mente de una manera adecuada, pasará lo siguiente: Entrará en una posición que en un principio es negativa, eso le generará nervios y posiblemente angustia que, hará que cierre la posición que él creía iba a subir, al cerrar en pérdida se dará cuenta de que el mercado efectivamente iba a subir, solo que tenía que ser un poco más paciente. 

 

Asimismo, puede ocurrir que dicho inversionista empiece en una posición ganadora, pero su ansiedad y ganas de tomar el dinero rápidamente le hagan cerrar la posición de manera temprana, en este caso, el inversionista por más de contar con un excelente análisis técnico de mercado no logra generar rentabilidades por la sencilla razón de que no es capaz de estar tranquilo mientras invierte.

 

Si logramos controlar nuestros sentimientos a la hora de operar y aprendemos una estrategia que analice el mercado para inclinar las probabilidades a nuestro favor, podremos considerarnos traders profesionales que generan rentabilidades sin importar el mercado en el que participen.

Comparte este contenido:
Blog_Nov23
Guía
Análisis técnico del 23 al 27 de noviembre: Hipótesis alcista para EUR/JPY

Esta semana tenemos un comportamiento que nos conduce a una hipótesis alcista para el EUR/JPY

Más información
BlogNov17 Metropolitan x
Guía
Análisis técnico del 17 al 20 de noviembre: Hipótesis alcista para AUD/NZD

Tras una semana cargada de fundamentales, pasamos la página y nos encontramos unos días muy tranquilos para el mercado financiero.

Más información
Metropolitan X Blog nov 3 (2)
Artículo
Análisis técnico del 3 al 6 de noviembre: Hipótesis alcista para Paladio.

Esta semana les presentamos un análisis para el Paladio que ha superado su precio por onza al del oro.

Más información
BlogOct26
Artículo
Análisis técnico 26 a 30 de Octubre: Hipótesis alcista EUR/AUD

Esta semana veremos el análisis técnico de dos divisas que presentan un patrón alcista muy interesante.

Más información
Ir arriba